El de ayer no era un partido cualquiera para un club de la particular filosofía del Athletic. Al contrario. Se trataba de una jornada especial en clave rojiblanca. De una cita a retener en la memoria…

Origen: MD