Hace unas semanas esta afirmación sonaría a “chufla”, algo impensable. El equipo era de todo menos eso. Las dudas eran máximas y el patrón de juego condenaba un día sí y otro también a los leones. Unos futbolistas…

Origen: MD