El Athletic enfilará este sábado la autopista A-8 cargado de confianza. Los jugadores deberían cantarle al chófer, como si se tratara de una excursión colegial, aquello de “para ser conductor de primera, acelera, acelera”. Hay que ir con ganas al derbi de Anoeta, a por todas, pero sin lastres, a disfrutar como escolares…

Origen: MD