Lo vivido el miércoles en San Mamés fue histórico. Basta con observar la repercusión mundial que ha tenido y las felicitaciones llegadas desde todas las instancias del fútbol. Lástima que el Athletic no pudiera ponerle el broche, porque recordemos que era un partido de fútbol y no un evento social, pero el Atlético es mucho Atlético…

Origen: MD