No todo lo sucedido el miércoles en San Mamés debe reducirse única y exclusivamente al récord de asistencia…

Origen: MD