Las diabluras de Iñigo Vicente con el balón hicieron que no se notase tanto que el filial estaba jugando con diez y contribuyeron a la victoria de los cachorros ante el Leioa…

Origen: MD