La sombra del Real Madrid es alargada y Messi salió de inicio en San Mamés pese a que no se entrenó los días previos al partido. Una victoria en Bilbao dejaba a los madridistas a ocho puntos, pero una derrota metía

Origen: Marca