El reloj de Aduriz se paró el 10 de enero en San Mamés en un partido de Copa contra el Sevilla. Su rodilla derecha se lastimó tras recibir un impacto del sevillista Amadou. Intentó seguir jugando, pero fue imposible y tuvo…

Origen: Marca.com