La Asociación de Clubes interpreta que los derechos de imagen pertenecen a los equipos y los venden al mejor postor, pero la normativa de la federación estipula que son ellos los titulares…

Origen: EL PAÍS