Cerca de 50.000 personas acudieron el último fin de semana de enero a San Mamés. Nada especial si se hablase de un partido de los chicos del Atlhetic Club. Pero las 50.000 personas que llenaron el estadio fueron a presenciar la semifinal de la Copa de la Reina, que enfrentaba a las chicas del Atlhetic de Bilbao con las del Atlético de Madrid…

Origen: La Vanguardia