La idea surgió al intentar cambiar un regalo. Le costó encontrar la manera de personalizar una gorra y decidió lanzar su propia marca con el que poder hacer sus deseos realidad. «Así somos las de Bilbao…», bromea Ainhoa

Origen: Marca.com