Nada produce más quebraderos de cabeza en el fútbol que el gol. Cristiano dejó huérfano el Bernabéu y mientras ahora la Juventus ríe, el Real Madrid llora. También circula en el ambiente la pregunta de cómo será el Barça…

Origen: MD