Me quiero imaginar a Gaizka Garitano con un papel y un bolígrafo el pasado martes durante el Juventus-Atlético. Tomando notas. Porque el Athletic mañana tendrá enfrente a su perfecto alter ego. Al modelo que le ha servido para sentar sus bases. Es difícil hacer saltar por los aires el entramado defensivo de los colchoneros, pero los italianos mostraron el camino…

Origen: MD