La plantilla del Athletic lo tiene claro. Una vez sellada la permanencia el objetivo es entrar en competición europea. En el vestuario miran a Europa, sin importar en que posición se logre la clasificación. Evidentemente prefieren terminar quintos o sextos, pero no le hacen ascos a disputar las tres famosas rondas previas que adelantan el comienzo de la temporada al mes de julio…

Origen: Marca.com