Estaba claro que el encuentro de Butarque iba a deparar un cambio de la fisonomía del Athletic. El hecho de jugar tres partidos en apenas seis días castiga las piernas y la mente de cualquier jugador, por lo que Gaizka…

Origen: MD