El centrocampista admite que, sobre todo con las derrotas, nota que la exigencia es mayor que la que tenía en el Eibar…

Origen: MD