En la despedida, Mikel Rico se siente reconfortado a nivel personal por el aprecio de la afición, pero manifiesta su pena por el modo en que salen del club otros compañeros…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia