El donostiarra tiene objetivos estadísticos que le hacen ilusión, pero los prefiere mantener en la incógnita…

Origen: MD