El padre, Aitor, sueña con entrenar algún día a los leones; el hijo, Gaizka, busca ahora su hueco en el primer equipo tras pasarlo “mal”…

Origen: MD