Uno de los partidos más especiales para Aduriz en la que es su última temporada terminó, paradójicamente, sin su gran especialidad: los goles. Y, además, con muy mal sabor de boca para él. El delantero, que jugó algo

Origen: Marca

Anuncios