La veterana Erika, una vez más, marcó las diferencias en Lezama. La capitana del Athletic acabó con la igualdad reinante a ras de césped con un tanto poco antes del descanso y otro en el arranque de la segunda mitad. Marta Perea, que ya colaboró como asistente en la jugada del 2-0, culminó la goleada bilbaína con una sutil y elegante vaselina al borde del final…

Origen: MD