BILBAO- El Athletic tenía mal acostumbrada a su masa social hasta que llegó el varapalo de la pasada jornada. La derrota frente al Valencia, que supuso el final de la imbatibilidad del conjunto rojiblanco, todavía escuece…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia