Lluís Cortés encontró soluciones en su banquillo para derrotar al Athletic en un San Mamés en el que se dieron cita 32.068 personas. La igualdad imperante a lo largo del primer tiempo y el inicio del segundo saltó por…

Origen: MD