La centrocampista de Durango, con dorsal pero sin ficha en el primer equipo, aspira a seguir sumando minutos en la élite justo un año después de la rotura del cruzado…

Origen: El Correo