Si alguien pensaba que el Barcelona femenino iba a aflojar el pie del acelerador tras ganar la Champions League, se equivocaba. Todo lo contrario. Las azulgranas, que el pasado domingo levantaron por primera

Origen: Deia