CONTAR con el mejor jugador del mundo siempre decanta la balanza. Y aunque Messi no esté al cien por cien -menos mal, pensarán algunos-, con media hora le basta y les sobra al astro argentino para poner las cosas en su sitio. Ayer lo demostró en el último Athletic-Barça en el viejo San Mamés, una cita en la que también dejaron su huella jugadores de otras características a las de la Pulga.

vía La huella del capitán . Deia. Noticias de Bizkaia...