Tres puntos… Y gracias en el Benito Villamarín, en el estadio de un Betis colista maniatado por los errores arbitrales. El Athletic, gris, ha ganado por la mínima a un farolillo rojo perjudicado por la actuación un Gil Manzano que le privó de un penalti de Balenziaga en el minuto 32 -lo saldó con una amarilla a Rubén Castro-, y, a continuación, señaló una pena máxima sobre Sola por una falta de Perquis, iniciada fuera del área. Pero el desbarajuste del extremeño continuó en la segunda mitad, más allá de la expulsión

vía Tres puntos, y gracias. El Correo.