BILBAO – El Athletic disputará el sábado uno de los llamados partidos grandes, esos que cualquier futbolista desea jugar. El cuarto clasificado recibirá al líder, el Atlético de Madrid, en un San Mamés lleno hasta la bandera. La visita de los colchoneros a Bilbao en los últimos años suele ser motivo suficiente para enchufar a la afición y en esta ocasión, con tanto en juego por ambos bandos, no será para menos. Y es que los leones van a ser jueces de la que para muchos es considerada la mejor Liga del mundo y, además, con una victoria, se impulsarían casi de manera definitiva hacia la cuarta plaza, la misma que permite disputar la próxima temporada la previa de la Champions League…

vía Juez de la Liga y trampolín hacia la Champions. Deia. Noticias de Bizkaia...