Borja Ekiza está apurando de vacaciones los que parece que van acabar siendo sus últimos días como futbolista del Athletic. Sus capacidades no entran de los planes de Ernesto Valverde y es evidente que si el entrenador no cuenta con uno, existe la posibilidad de pelearse contra un muro el primer año, pero el segundo se convertiría en un suicidio futbolístico.

El central navarro llegó casi de rebote al primer equipo. De hecho, cuando tenía la maleta casi hecha una serie de casualidades en forma de lesiones de dio la oportunidad de debutar a las órdenes de Caparrós, a quien deslumbró hasta el punto de hacerse con un puesto fijo. Su velocidad, anticipación y…

vía Ekiza prepara las maletas | elathleticclub.com.