El fútbol vive alocadamente. Algunos de los hombres que rigen los destinos del deporte que provoca más emociones en el mundo hace mucho tiempo que han perdido el rigor, sobre todo desde el punto de vista económico. Ahí están para demostrarlo los clubs que están en quiebra por las nefastas gestiones de sus dirigentes. La Liga española no se libra. Muchas entidades han tenido que acogerse a la Ley Concursal para salir del pozo y otras están endeudadas hasta las cejas. En el fútbol de elite, el ejemplo más claro en los…

vía MD Lo deportivo y lo económico.