raul_32284_1ONCE para once, el árbitro y el balón. Eso es un partido, amén del público y otras circunstancias. El juego se basa en que la pelota traspase la meta rival por lo menos una vez más que lo haga tu rival. El balón puede tener dueño pero eso no significa que el triunfo esté asegurado. Eso sí, tienes más probabilidad si tú lo tienes más tiempo…

Origen: El fútbol y el balón. Deia, Noticias de Bizkaia