Es noticia que el Athletic marque tres goles y Aduriz no sea el autor de ninguno. Sucedió en el Benito Villamarín donde unos leones desatados se comieron hasta la raspa de un Betis que acabó el partido con la sensación de que le había atropellado un camión de diez ejes. No marcó Aduriz, aunque regaló el tercero y volvió a dictar una soberana lección de cómo debe…

Origen: El juego de ataque el Athletic ha crecido con Raúl García