El técnico del Barça no ha querido valorar el arbitraje pero considera que “tal y como se había puesto el partido, con el 2-0, el gol da oxígeno” de cara la vuelta…

Origen: mundodeportivo.com