Todo el mundo esperaba que el partido de Brujas no iba a ser un encuentro de pretemporada al uso. Los dos equipos están muy cerca de estrenarse en la competición oficial y tenían la necesidad de realizar un ensayo general de nivel. Pero lo que primero fue intensidad y presión para recuperar el balón por ambas partes, acabó siendo un enfrentamiento en el que la dureza salió a relucir…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios