La cosa se está poniendo seria en el Athletic. Ya no cabe hablar de accidentes ni de tropiezos. El conjunto rojiblanco está atravesando una profunda crisis de juego y resultados que ha disparado la preocupación en Bilbao, sobre todo a partir del injusto empate ante el Östersunds y la derrota a manos del Leganés. Iker Muniain, al que una grave lesión de rodilla le apartó de la competición el pasado 28 de septiembre, cree que la clave para salir adelante reside en la unidad del grupo…

Origen: MD