1223_kir_athleticPues resulta que el Olentzero no eran los padres, sino el Betis. Un infantil penalti y un gol en propia puerta pusieron en bandeja al Athletic tres puntos que para ser sinceros, los jueces de una pelea de boxeo hubieran tenido muy complicado de decantar de un lado o de otro. Triunfo no solo balsámico para los leones en el Benito Villamarín sino vital de cara a…

a través de GARA