Muniain, exultante al final del partido, se abraza con Herrerín.Iker Muniain festejó por todo lo alto su regreso a los terrenos de juego 198 días después de romperse la rodilla derecha. Jugó poco más de quince minutos y marcó el definitivo 1-3…

a través de Deia, Noticias de Bizkaia