La pretemporada del Athletic se presenta como una oportunidad para varios jugadores y como un examen para otros. Uno de ellos es Unai López, cuyo futuro es una incógnita. Apenas contó para Garitano en el pasado curso, por lo que podría perder su sitio en la plantilla de cara a la próxima temporada si no convence a su entrenador en los meses de julio y agosto…

Origen: Marca.com