Las sensaciones del entrenador del Athletic juvenil de Honor, Gontzal Suances, de cara a final de Copa que disputará su equipo este sábado en Vera (Almería) ante el Real Madrid son «similares» a las de todo el año. «Sabiendo que es un día especial,

queremos dar la mayor normalidad posible a todo lo que hagamos», agrega.

El técnico de Getxo se toma esta gracita como «una bonita oportunidad» para sus pupilos, «para que se den cuenta de que trabajando como se viene haciendo en Lezama, priorizando su mejora y su formación, se pueden lograr resultados, a pesar de que el principal fin no sea el resultado inmediato». Y destaca, sobre todo, la «tranquilidad, seguridad y solvencia» del grupo que dirige, que «desde que empezó la temporada ha sido un equipo muy estable».

No podrá contar con Ander Mediavilla, lesionado de larga duración, ni con Gorka Santamaría ni Unai Bilbao, con problemas físicos. Pero confía más en el bloque que en los jugadores. Su rival, en cambio, se apoya más en las individualidades. Pero Suances ya avanza que «nosotros preparamos nada en función del rival, porque eso nos quita iniciativa y atención en aquello que cada jugador tiene que mejorar para convertirse en un futbolista de nivel de cara el futuro».

Por último, ha evitado extenderse demasiado sobre la renovación de Iñaki Williams, puesto que carece de confirmación oficial. «Yo no tengo la constancia de ello, pero si es así, es un afortunado. Son detalles que no manejamos, nosotros solo manejamos lo que se tiene que hacer en el campo», despeja.

vía Suances: «No nos centramos en el Madrid, porque nos quita iniciativa».