Se sospecha que se ponían a la venta a través de Internet. Las camisetas incautadas podrían haber alcanzado un precio en el mercado de 14.500 euros…

Origen: AS.com