El Athletic ofreció su cara buena el sábado ante el Barça. El conjunto local mereció mejor suerte que el 0-2. Los leones se fueron a por el empate en el segundo tiempo, periodo en el que el Barça mostró su faceta más gris. Pocas veces les hemos visto jugar un fútbol tan pobre. No se puede saber si fue mérito de los locales o demérito suyo. Posiblemente las dos cosas…

Origen: MD